Nadar: la manera más sencilla para obtener un full-body workout sin lesiones y al mismo tiempo lograr los beneficios de una meditación.

 En Estilo de vida saludable, Nutrición deportiva
“Nadar te forza a mantener el enfoque y lograr estados de meditación; esto te permitirá soñar en grande”. Lynn Sherr, Autora del libro “Swim: Why We Love the Water”.
No tienes que ser un medallista olímpico para disfrutar de los beneficios cuando nadas.
En general la natación ayuda a preservar la resistencia, la función respiratoria y cardiaca, el tono muscular y la flexibilidad conforme uno va envejeciendo. 

La principal ventaja de la natación es que al ser un deporte acuático, el agua permite regular la temperatura corporal y brinda la capacidad para flotar. Esto disminuye la incidencia de lesiones ortopédicas y los casos de golpes de calor en los que la practican.

¿Estas buscando tu lado Zen? Bueno hay estudios que demuestran que durante un entrenamiento de natación se consiguen resultados similares a los de una meditación. La sensación del agua pasando sobre tu cuerpo brinda a la mente sensaciones de paz y de tranquilidad. El silencio y el ritmo que se lleva brazada tras brazada permite que la mente se enfoque en el momento presente, generando un bienestar generalizado durante tu día.

Los beneficios en cuanto a fitness y metabolismo de incluir regularmente un programa de natación en tu rutina incluyen:

  • Mejora en la masa muscular (mayor fuerza y potencia, al igual que un mejor tono muscular)
  • Aunque no se carga pesas, la resistencia que se genera contra el agua promueve beneficios similares a el entrenamiento de pesas
  • Fortalecimiento de los pulmones en comparación a cualquier otro ejercicio cardiovascular.
  • Aumento en HDL (colesterol bueno)
  • Disminución de la presión arterial, triglicéridos y colesterol total.

Ahora ¡Mucho ojo con lo siguiente!

Una vez que te has convertido en un nadador eficiente, la pérdida de peso puede ser no muy notoria, pero puede ayudar al mantenimiento del peso. Lo que si es que seguirás notando mejoría en tu tono muscular. Entre más nades, crearas más cantidad de fibras musculares las cuales se encargaran de quemar los depósitos de grasa.

¿Has notado que después de nadar tu apetito aumenta?. Les tengo una noticia, nadar no es particularmente la mejor manera de perder peso debido a esta situación, siempre y cuando seamos consciente de como nos alimentamos durante el día. En el 2005, se realizo un estudio sobre hábitos de ejercicio y peso corporal en 15,000 personas y se observo notablemente que quienes trotan o que practican ciclismo tienden a perder o a mantener el peso corporal, mientras que las personas que nadan tienden a acumular peso conforme pasan los años.

Sin duda la natación en términos de ganancia muscular y resistencia aeróbica es una excelente manera de cuidar nuestra salud, por lo que es muy recomendable para aquellos que les guste nadar, estar más consciente del tipo de alimentación después de una sesión de entrenamiento para evitar el aumento de peso.

Te recomendamos las siguientes publicaciones

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search